¿Qué es la estimulación ovárica?

¿Qué es la estimulación ovárica?

Cuando una pareja decide consultar a Fecunmed y ponerse en manos de nuestro equipo de especialistas para conseguir un embarazo, se inicia un proceso muy intenso en el que en todo momento tendrán nuestro apoyo y seguimiento. El primer objetivo que se persigue cuando se inicia un tratamiento de reproducción asistida, ya sea a través de fecundación in vitro o inseminación artificial, es controlar el proceso de la ovulación para precisar el momento en que el óvulo o los óvulos están maduros, y conseguir un número múltiple de óvulos en el caso de la fecundación in vitro. Estas son las finalidades de la estimulación ovárica.

En la Fecundación in vitro, el objetivo es tener un número suficiente de óvulos maduros en el momento de la recuperación ovular, para tener más posibilidades de éxito. Hay que tener en cuenta que no todos los óvulos serán aptos para una fecundación satisfactoria, por lo que se requiere un número elevado en el momento de la punción ovárica, circunstancia imposible de conseguirlo sin el proceso de estimulación adecuado.

En caso de la inseminación artificial, el tratamiento inductor de la ovulación persigue asegurar la sincronización entre la introducción de las muestras espermáticas en el interior del útero, y la liberación del óvulo maduro a la trompa de Falopio.

La medicación hormonal es una de las claves durante esta fase del proceso del tratamiento de reproducción asistida.

¿Cómo funciona el proceso de estimulación ovárica?

La estimulación ovárica es el proceso que se sigue para controlar el crecimiento y maduración de los folículos, y conseguir multiplicar el número de óvulos maduros disponibles en el momento de iniciar un tratamiento de reproducción asistida por fecundación in vitro. Es la primera fase de cualquier tratamiento que se realice con óvulos propios.

Este aumento de número de óvulos se consigue con un tratamiento hormonal que se puede administrar la propia paciente en casa. Se trata de una inyección subcutáneas diaria, habitualmente en la piel del abdomen. En función de la evolución de los óvulos y los resultados de diferentes analíticas, que se analizan en los diferentes controles foliculares que se marcan durante este proceso, el médico pautará a la paciente la evolución del tratamiento. Las dosis de la medicación y el número de inyecciones son aspectos personalizados para cada paciente, en función de los resultados que obtenga el equipo médico.

La estimulación ovárica para una fecundación in vitro, es un proceso que se inicia entre el segundo y el tercer día del período menstrual y que dura entre 10 y 14 días habitualmente. Su finalización la marca el tamaño que van alcanzando los folículos. Es muy importante conseguir el tamaño adecuado, ni mayor ni menor, de los máximos folículos posibles. El equipo médico estará a tu lado durante todo el proceso para solucionar cualquier duda que pueda surgir.

Los medicamentos se tienen que obtener unos días antes de empezar el tratamiento, ya que normalmente no están disponibles en las farmacias y tienen que encargarse. El médico marcará el momento exacto en el que se tiene que iniciar el proceso, por lo que es necesario tenerlos con antelación para no tener que aplazar el tratamiento hasta el próximo ciclo.

¿En qué consisten los controles foliculares?

Los controles que se realizan durante el proceso de estimulación ovárica son muy importantes porque permiten a los médicos seguir la evolución de los folículos. Como hemos comentado anteriormente, es muy importante controlar el tamaño de los folículos para decidir cuál es el mejor momento para realizar la punción y extraer el máximo número de óvulos.

En estos controles el médico especialista realiza siempre una ecografía y también solicita eventualmente un análisis de sangre. La ecografía permite medir el diámetro de cada folículo, pudiendo evaluar su correcta evolución y graduar la evolución de la medicación, así como también el estado del endometrio, otro aspecto importante durante el tratamiento. Por otro lado, con el análisis de sangre se pueden evaluar los niveles hormonales de la mujer, pudiendo comparar los valores de ambos resultados.

La evolución de estos valores dictaminará el ritmo al que se irá avanzando en el proceso del tratamiento, por lo que es muy importante no saltarse ningún control durante esta etapa. Los resultados también nos pueden indicar la recomendación de interrumpir el proceso y evitar así un exceso de medicación innecesario que se puede reservar para el siguiente intento.

En fases avanzadas del tratamiento la mujer puede sentir ligeras molestias parecidas a las habituales durante el período de la menstruación (como por ejemplo notarse el vientre hinchado). No obstante, si se percibe alguna sensación extraña o incómoda, no dudes en consultar con tu médico, ya sea presencialmente en alguno de los controles o por teléfono. El equipo de Fecunmed estará disponible en todo momento para solucionar cualquier duda que pueda surgir. No es un proceso muy habitual, y el cuerpo de cada mujer puede reaccionar de manera distinta, por lo que las dudas e inquietudes son normales y comprensibles.

¿Cuándo sabré el momento en el que acabará la fase de estimulación?

Como hemos comentado, la evolución percibida en los diferentes controles marcará la duración y la regularización de la fase de estimulación. Cada mujer experimenta un desarrollo diferente, y su cuerpo reacciona de manera única, por lo que en el momento de iniciar el tratamiento es imposible decretar con exactitud en qué momento se podrá proceder a la inseminación (en caso de seguir un tratamiento de inseminación artificial) o la punción (si se realiza una fecundación in vitro).

No obstante, hay ciertos aspectos que influyen previamente en el proceso de la estimulación, como por ejemplo la reserva folicular, la edad o los antecedentes genéticos de la paciente. Estas variables pueden ayudar a hacer una previsión de la evolución de la estimulación, pero en ningún caso permitirán concretar previamente su duración.

En el momento en el que se inicia este proceso es muy complicado programar el momento en el que la mujer estará lista para la inseminación o la punción, pero el equipo médico mantendrá informada de todo a la paciente para poder hacer la mayor previsión posible, una vez iniciado el tratamiento.

Una vez decidido el inicio del ciclo de reproducción asistida con el especialista, éste facilita a la paciente una pauta que servirá de guía para el tratamiento. En esta información se detalla la medicación que tiene que subministrarse y las cantidades con las que se iniciará la estimulación. Además, el equipo de enfermería facilitará toda la información del proceso de medicación para que la paciente sepa perfectamente como proceder en el momento de la inyección, y solucionará todas las dudas que puedan surgir previamente.

Durante el proceso de estimulación los controles médicos son muy importantes. Con ellos se puede regular la cantidad de medicación que se tiene que administrar la paciente y optimizar los resultados. Las hormonas que se administran en este proceso son completamente seguras, pero es importante regular la dosis para controlar la correcta evolución de los folículos.

La fase de estimulación ovárica permite obtener un número adecuado de óvulos maduros para ser fecundados en el laboratorio, por lo que aumenta las posibilidades de conseguir un embarazo o, ya sea en el ciclo de en caso de no lograrlo con una fecundación in vitro en fresco, como en ciclos de transferencia de embriones congelados logrados en este ciclo en fresco.

Siguiendo con el caso de que la paciente se somete a una fecundación in vitro, con la estimulación se pueden obtener más óvulos para fecundar en el laboratorio y, así, conseguir más embriones aptos para la transferencia. Los embriones que no son transferidos se congelan y se guardan para futuros tratamientos.

En el caso en el que la paciente se someta a una inseminación artificial, con la estimulación ovárica se facilitará una sincronía entre el momento del depósito de las muestras espermáticas dentro del útero, y la liberación del óvulo a la trompa de Falopio por parte del ovario.

¿Cuál es el mejor tratamiento para mi?

Si todavía no sabes qué tratamiento se adapta más a ti,
te animamos a hacer nuestro prediagnóstico online.

Prediagnóstico

8 noviembre 2021|

En FecunMed seguimos a tu lado.

Cumple tu deseo de ser madre