Visítanos en Granollers o Barcelona 938 611 828

Técnicas

Técnicas

FIV con microinyección intracitoplasmática

La ICSI es una técnica de micromanipulación en la que se introduce un espermatozoide directamente dentro del citoplasma de cada uno de los ovocitos maduros obtenidos con el objetivo de conseguir su fecundación.

La ICSI es una técnica de micromanipulación en la que se introduce un espermatozoide directamente dentro del citoplasma de cada uno de los ovocitos maduros obtenidos con el objetivo de conseguir su fecundación.

La IntraCytoplasmic Sperm Injection es una técnica que utilizamos en muchos de los tratamientos de Fecundación In Vitro. Consiste en inyectar un espermatozoide a un óvulo maduro mediante un proceso de micromanipulación con el objetivo de permitir o facilitar que se produzca la fecundación.

Los pasos previos y posteriores a la microinyección son similares a los de una Fecundación In Vitro clásica. El óvulo una vez fecundado, se convierte en preembrión, que tras su cultivo será transferido, congelado o descartado según el caso.

¿Cuál es el proceso de una FIV-ICSI?

Fase 1

Control y estimulación de los ovarios

Administramos hormonas cada día durante 10-12 días para estimular los ovarios y obtener los óvulos. Controlamos el desarrollo de los folículos (quistes que contienen un óvulo cada uno) en los ovarios y los niveles hormonales que secretan. Cuando el número y el tamaño de los folículos es el adecuado, determinamos y programamos el día de la extracción.

Fase 2

Extracción de los óvulos y Fecundación In Vitro

Extraemos los óvulos mediante punción, aspiración y vaciado de los folículos, bajo sedación profunda. Los óvulos se mantienen unas horas en cultivo y, mientras, preparamos el semen para aislar los espermatozoides móviles. Preparamos los óvulos, y mediante la microinyección intracitoplasmática, introducimos un espermatozoide en cada óvulo maduro obtenido.

Fase 3

Cultivo y Transferencia

Al día siguiente de la extracción y microinyección de los óvulos, sabemos cuántos de ellos han fecundado. Ya podemos llamarlos preembriones, los cultivamos unos días y los preparamos para transferirlos. El día de la transferencia, seleccionamos los preembriones que tienen las mejores características de desarrollo. Habitualmente transferimos un embrión, raramente dos, que se colocan en un fino catéter y se introducen en el útero.

Fase 4

Criopreservación

Los preembriones considerados viables, que no se han transferido, se congelan (vitrificación) mediante nitrógeno líquido y se almacenan en el banco de embriones. Estos preembriones se pueden utilizar en ciclos posteriores. El tratamiento de preparación del útero en este caso es muy sencillo, no requiere de estimulación ovárica ni de extracción de óvulos.

Fase 1

Control y estimulación de los ovarios

Administramos hormonas cada día durante 10-12 días para estimular los ovarios y obtener los óvulos. Controlamos el desarrollo de los folículos (quistes que contienen un óvulo cada uno) en los ovarios y los niveles hormonales que secretan. Cuando el número y el tamaño de los folículos es el adecuado, determinamos y programamos el día de la extracción.

Fase 2

Extracción de los óvulos y Fecundación In Vitro

Extraemos los óvulos mediante punción, aspiración y vaciado de los folículos, bajo sedación profunda. Los óvulos se mantienen unas horas en cultivo y, mientras, preparamos el semen para aislar los espermatozoides móviles. Preparamos los óvulos, y mediante la microinyección intracitoplasmática, introducimos un espermatozoide en cada óvulo maduro obtenido.

Fase 3

Cultivo y Transferencia

Al día siguiente de la extracción y microinyección de los óvulos, sabemos cuántos de ellos han fecundado. Ya podemos llamarlos preembriones, los cultivamos unos días y los preparamos para transferirlos. El día de la transferencia, seleccionamos los preembriones que tienen las mejores características de desarrollo. Habitualmente transferimos un embrión, raramente dos, que se colocan en un fino catéter y se introducen en el útero.

Fase 4

Criopreservación

Los preembriones considerados viables, que no se han transferido, se congelan (vitrificación) mediante nitrógeno líquido y se almacenan en el banco de embriones. Estos preembriones se pueden utilizar en ciclos posteriores. El tratamiento de preparación del útero en este caso es muy sencillo, no requiere de estimulación ovárica ni de extracción de óvulos.

¿Cuál es el mejor tratamiento para mi?

Si todavía no sabes qué tratamiento se adapta más a ti,
te animamos a hacer nuestro prediagnóstico online.

Prediagnóstico

En FecunMed seguimos a tu lado.

Cumple tu deseo de ser madre